Qualcomm incorporated

Qualcomm Incorporated, empresa americana con sede en San Diego, es líder mundial en innovación y desarrollo de tecnologías móviles e inalámbricas. 

Prof. ad-honorem francisco ros

Doctor Ingeniero de Telecomunicación por la Universidad Politécnica de Madrid, Doctor (PhD) en Ingeniería Eléctrica y Ciencias Informáticas por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y Diplomado en el Programa Avanzado de Dirección de Empresas (PADE) del IESE. 

En la actualidad, es presidente de la consultora First-Tech Engineering. Profesor Ad-Honorem de la Universidad Politécnica de Madrid, ha sido miembro del Consejo de Administración de Qualcomm (2010-2020) y Presidente de Asurion España 2104-2019), entre otros. 

Entre 2004 y 2010 fue Secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información. En ese periodo se digitalizaron, el DNI, los Registros Civiles, la TV y el Sistema Nacional de Salud y se puso en marcha el INCIBE. En 2010, durante la Presidencia Española de la UE, se aprobó la primera Agenda Digital Europea. Fue cofundador y Presidente ejecutivo de Alúa- Broadband Optical Access y Presidente y Consejero Delegado de Unisource (empresa constituida por KPN, Telia, Swisscom y Telefónica). Fue Director General de Telefónica Internacional y, posteriormente, Director General de Telefónica y miembro de su Comisión Directiva. 

Además, ha formado parte, entre otros, de los Consejos de Administración de AT&T Microelectronics, WorldPartners e Infonet en EEUU, Mannesmann Arcor en Alemania, Siris en Francia, Entel en Perú, CANTV en Venezuela, CTC en Chile y Entel, TS1 e Inteco (ahora Incibe) en España. Ha recibido la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil y la Gran Placa al Mérito de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, otorgadas por el Gobierno de España, así como el Premio Edición 2009 de la ETSIT de la Universidad Politécnica de Madrid por su Trayectoria Personal de Contribución y Apoyo a la mencionada Escuela.

 

 

El origen del programa

Los fondos necesarios para dar soporte al programa Francisco Ros-Qualcomm surgen como consecuencia de la pertenencia de Francisco Ros al Consejo de Administración (Board of Directors) de la empresa Qualcomm, líder mundial en el desarrollo de tecnologías móviles, durante los nueve años reglamentarios (en este caso 2011 – 2020) que establecen los estatutos de la mencionada compañía. Al cesar como Director, Qualcomm ofrece una cantidad de 300.000$ para que el director cesante la aporte a una institución sin fines lucrativos que cumpla con una normativa estadounidense establecida al efecto, y que tenga una cierta relación con el mundo de las comunicaciones móviles. Informado de esta situación, Francisco Ros contacta con la Dirección de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid (ETSIT-UPM) para estudiar la posibilidad de que este fondo pudiera destinarse a programas de formación en la mencionada Escuela, con la que se siente muy agradecido tanto por las enseñanzas como por las experiencias profesorales e investigadoras allí vividas. La Dirección de la Escuela y la de la Fundación Rogelio Segovia para el Desarrollo de las Telecomunicaciones (Fundetel) aceptan inmediatamente la propuesta y se pone en marcha el proceso para acreditar el cumplimiento de la normativa norteamericana establecida para estos fines.

Tras el proceso correspondiente, en el que la Escuela y Fundetel van acreditando todos los requisitos demandados por la institución auditora norteamericana requerida por Qualcomm y establecida para estos fines, se reconoce a Fundetel como garante de todas las exigencias necesarias y se le inscribe como institución potencialmente receptora de fondos no lucrativos de empresas de EEUU, del carácter del aportado por Qualcomm. Una parte importante de este proceso consistió en un análisis de la experiencia y prácticas de Fundetel y en la propuesta de un plan de actividades formativas en tecnologías móviles que fuera riguroso y factible. Superados todos los trámites, los fondos resultantes fueron transferidos a Fundetel.

 El programa ha recibido de parte de Qualcomm una dotación de 250.175,56 Euros.